A 50 años del primer by-pass valoramos su vida, no el suicidio.

 Este mes se cumplieron 50 años del primer by-pass cardiovascular, la intervención que inmortalizó al médico argentino Rene Favaloro y que tantas vidas salvó en todo el mundo durante este medio siglo.

 

Ver informe de Télam

 

También en este mes, se cumplen 17 años de la muerte a causa de suicidio de su creador.

 

El doctor Favaloro, llevó una vida de apasionada lucha por causas justas, demostró sobradamente adaptabilidad y pujanza, amó su vida y la vida. Dejó una fundación y una universidad que llevan su nombre, ambas de prestigio internacional. Sin embargo, el hombre que superó tantos obstáculos en algún momento no supo cómo seguir.

 

No quisiéramos aventurar suposiciones, ya otros lo han hecho. Sólo rescatar una enseñanza más de este hombre que fue un ejemplo para todos los argentinos: El éxito en muchos aspectos de nuestras vidas no es garantía de estar libres de pensamientos suicidas, la fama no es garantía, él haber demostrado pujanza y flexibilidad frente a muchas situaciones no es garantía. Debemos estar alerta y abiertos a los cambios, nunca sabemos qué es lo que la vida nos depara y la experiencia en situaciones del pasado no siempre es aplicable a situaciones nuevas.

 

Debemos renovar cada día nuestro compromiso con la vida, con la vida real y con los desafíos que nos presenta, no con la vida ilusoria que soñamos, debemos adaptarnos continuamente a la realidad. Las relaciones sanas y profundas que hayamos podido construir siempre ayudan, pero debemos aprender a pedir ayuda. Y, fundamentalmente, nunca debemos perder la esperanza. Los problemas se solucionan y cuando no tienen solución siempre podemos adaptarnos a nuevas situaciones.

 

Todo suicidio deja interrogantes, y ese es un misterio que debemos respetar. Lo que el doctor Favaloro estaba pensando ese trágico día de Julio de 2000, sólo él lo supo; y las causas profundas e inconscientes de esos pensamientos, seguramente, ni siquiera él.

 

Valoremos la vida y la obra de este gran médico argentino e intentemos ser compasivos frente al sufrimiento emocional que acompaña a todo suicidio.

 

Lea más sobre prevención del suicidio en nuestros apartados sobre prevención.

 

Las opiniones vertidas en estas notas no necesariamente reflejan posturas oficiales del Centro de Asistencia al Suicida y se publican bajo exclusiva responsabilidad de sus autor.

 

Please reload

Línea de prevención del suicidio: 135 (linea gratuita)

(011)5275-1135 desde todo el país

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blogger Social Icon
  • Instagram Social Icon
Si Usted también quiere colaborar, su aporte desde sólo $ 20, hará que podamos brindar mejor asistencia a cada vez más personas que la necesitan. Ingrese aquí para registrar su donación.