Hablar con los más Jóvenes: Un desafío para las asociaciones de prevención del suicidio.

 

 

 Desde las asociaciones de prevención del suicidio siempre decimos que hablar es el mejor antídoto, e insistimos en ello. Pero no todas las personas que atraviesan crisis emocionales o padecen ideación suicida se animan a hablar.

 

Este problema se observa especialmente en los varones de todas las edades y en los adolescentes de ambos sexos, especialmente varones.

 

Así lo observamos en nuestra Línea de Asistencia al Suicida donde la proporción de llamados de estos grupos es notoriamente menor , aunque sabemos, porque así nos lo informa el Ministerio de Salud, que la incidencia del suicidio en ellos es mucho mayor que la media.

 

Nos preocupa especialmente la reticencia a pedir ayuda de los más jóvenes, ya que los índices de suicidio adolescente se duplicaron entre 1997 y 2007 y no han bajado significativamente desde entonces. Estableciéndose claramente como la segunda causa de muerte de este grupo etario casi equivalente a los accidentes de tránsito y mayor que la inseguridad.

 

Llegar a los más jóvenes con un mensaje claro y abierto que traspase la barrera generacional y les permita pedir ayuda a un adulto de confianza es el desafío de las asociaciones de prevención del suicidio, y debería ser un objetivo urgente para toda la comunidad, porque son nuestros jóvenes los que están muriendo.

 

Es por eso que el Centro de Asistencia al Suicida intensificó en los últimos años su presencia en Internet,  incluyendo las redes sociales, y participamos en todos los medios de comunicación en que somos convocados, especialmente aquellos orientados a los más jóvenes.

 

En esta oportunidad agradecemos a Radio Nómades, con tanta llegada al público joven, por su gentil invitación y a la licenciada Nora Fontana que participó en una charla sobre la problemática del suicidio adolescente que vale la pena escuchar.

 

Destacamos los dos mensajes clave de esta charla:

 

A las madres, padres, docentes u otros adultos que traten con adolescentes: que los observen, los escuchen y los inviten a hablar. Si tienen dudas nunca está de más preguntar “¿Te pasa algo?, ¿hay algo de lo que me quieras hablar?”

 

Y a los jóvenes o adolescentes, si padecen algún tipo de sufrimiento emocional o ideación suicida. No duden en buscar ayuda en un adulto de confianza, que pueden ser los padres, un profesor, un entrenador, un consejero o, por supuesto, nuestra Línea de Asistencia al Suicida.

Ver también:

 

Usted puede prevenir un suicidio.

Orientación para padres en la prevención del suicidio.

Orientación para docentes en la prevención del suicidio.

 

Las opiniones vertidas en estas notas no necesariamente reflejan posturas oficiales del Centro de Asistencia al Suicida y se publican bajo exclusiva responsabilidad de sus autores.
 

Please reload

Línea de prevención del suicidio: 135 (linea gratuita)

(011)5275-1135 desde todo el país

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blogger Social Icon
  • Instagram Social Icon
Si Usted también quiere colaborar, su aporte desde sólo $ 20, hará que podamos brindar mejor asistencia a cada vez más personas que la necesitan. Ingrese aquí para registrar su donación.