Desnaturalicemos el suicidio romántico

 

La visión romántica del suicidio estuvo presente en la literatura durante cientos de años, desde la mitología griega hasta la actualidad. El acto de ponerle fin a la propia vida, motivado por un desengaño sentimental, ha sido visto históricamente como una demostración de amor.

 

Un ejemplo de esto es Romeo y Julieta, probablemente la tragedia romántica más famosa, escrita hace ya más de 400 años por William Shakespeare, en la cual ambos protagonistas acaban con su vida ante la insoportable idea de tener que vivir el uno sin el otro.

 

Pero esto no se limita a la literatura, sino que también puede observarse en la vida cotidiana. Frases tales como. “Sin vos me muero” o “Antes que estar sin vos, me mato”, entre otras del mismo estilo, son dichas y oídas a diario, y si bien muchas veces se usan simplemente porque son dichos populares, considerados manifestaciones de un profundo amor, encubren una violenta amenaza de suicidio, muerte y extorsión.

 

También vemos comúnmente la visión romántica del suicidio en los medios de comunicación, donde no son extrañarnos los titulares: “Se suicidó porque su novio/a lo/a dejó”. Además de culpabilizar a la expareja del suicida, es una información errónea ya que adjudica el suicidio a una única causa.

 

¿Alguien puede suicidarse por amor?

 

Si bien muchas personas usan estas frases coloquialmente, vale la pena analizar los casos en que el suicidio sí parece ser motivado por cuestiones románticas.

 

Extrañamente podría considerarse  que alguien pusiera  fin a su vida por un único y específico hecho. El suicidio es un fenómeno multicausal. Si la persona ya sufría de depresión puede ser un disparador, pero no debe perderse de vista que ya tenía problemas previos; en otros casos, puede deberse a la personalidad del sujeto: ser demasiado dependiente o tener dificultades para elaborar el duelo, por ejemplo.

 

¿Qué pasa cuando alguien utiliza algunas de estas frases para retener a su pareja? Estar con alguien a quien ya no se ama es bastante malo como para sumarle permanecer por amenaza. Ceder a esa amenaza solo logrará reforzar una dinámica poco sana, debe tenerse en claro que si el sujeto decide suicidarse, la persona extorsionada debería evitar sentirse culpable, porque cada persona es responsable de sus actos y porque, seguramente, quien tomara esa decisión tendría otros problemas adicionales y más graves que lo llevaron al acto suicida. Esto no significa que no se le pueda ofrecer ayuda: escucharlo, acompañarlo a consultar algún profesional y compartir información adecuada con la familia son cuestiones importantes a tener en cuenta.

 

El suicidio por venganza o demostración de amor

 

Hay quienes tienen la fantasía de que su suicidio le hará un mal a su expareja y que se sentirá responsable por lo sucedido; sin embargo, ¿cómo saberlo? Lo más probable es que se sienta culpable por un tiempo pero pueda superarlo y seguir con su vida; en cambio la muerte no tiene marcha atrás.

 

Otra posibilidad sería que alguien se suicidara para que el otro se dé cuenta de cuanto lo amaba; y aquí hay otras cuestiones, ya que, por obvios motivos la pareja no podría recomponerse, pero además la persona superviviente podría no tomarlo de ese modo.

 

Reflexiones finales

 

Con respecto a las frases cotidianas mencionadas al comienzo del artículo, sería interesante reflexionar sobre ellas y su uso para vincular al amor con el cuidado en lugar de la tragedia.

 

Además, hay que tener en cuenta que, ya sea porque nuestra pareja nos dejara (separación o viudez) o porque tuviéramos que tomar la decisión de poner punto final a la relación, tendríamos que atravesar por un proceso de duelo, permitirnos sufrir y extrañar, con la convicción de que va a pasar.

 

Lo importante es aprender a quererse y a valorarse uno mismo para no depender de un amor externo; esto no quiere decir renunciar a encontrar una persona con la cual compartir la vida, sino tener la posibilidad de construir una relación sana para  ambos.

 

Ninguna relación vale que una persona se quite la vida por ella, la muerte pone un punto final, mientras que la vida nos da la oportunidad de cambiar las cosas para poder ser felices.

 

Si usted se sintió identificado con este articulo y quiere hablar sobre ello puede llamar a nuestra línea de asistencia al suicida.

 

Referencias:

 

- “El suicidio por amor existe, pero se da en personas con graves problemas previos»”.

- “¿Suicidio por amor?”.

 

Las opiniones vertidas en estas notas no necesariamente reflejan posturas oficiales del Centro de Asistencia al Suicida y se publican bajo exclusiva responsabilidad de sus autores.
 

 

Please reload

Línea de prevención del suicidio: 135 (linea gratuita)

(011)5275-1135 desde todo el país

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blogger Social Icon
  • Instagram Social Icon
Si Usted también quiere colaborar, su aporte desde sólo $ 20, hará que podamos brindar mejor asistencia a cada vez más personas que la necesitan. Ingrese aquí para registrar su donación.